Como olvidar mi época de niña, jugaba a ser grande observando a mi mamá peinándose para más tarde maquillarme,  peinarme y usar sus enormes tacones, era tal satisfacción que usaba sus vestidos “ya soy grande mamá” le decía.

¿Quién no recuerda esos momentos?, la preocupación más grande era llevar los colores al kínder y saber cómo amarrarme las agujetas de los tenis para salir a jugar,  el cielo se pintaba aun mas azul prestando atención a los pajaritos que revoloteaban en los arboles, reía incansablemente por cualquier tontería, presumía los moretones con mis amigos, apostábamos quien llegaba más rápido a la tienda y quizá mi tesoro más grande era una paleta, no había moda, las apariencias no importaban, expresabas lo que no te gustaba sin quedar bien con nadie, un día soñaba con ser doctora para poder ayudar a mis padres cuando se enfermaran y la día siguiente quería visitar la luna.

Me daba miedo el famoso “coco” y los cuentos de terror, corriendo en los brazos de mi padre donde me sentía mejor.

Treparme en los nogales más grandes de Oaxaca era un reto, correr por los campos de Xaltocan, Tlaxcala sin miedo a perderme, esconderme en el corral de los borregos para que mi mamá no me bañara, observar a mi tía cuando ordeñaba a las vacas era algo impresionante, colorear y por ser hija única encontraba amistad con todo ser vivo que encontraba las lagartijas, arañas, hormigas, abejas, vacas, perros, toros, niños, niñas y todo lo que se dejara.

Salía en bicicleta con los amigos compitiendo quien podía manejar sin manos aun que eso te llevara unos cuantos raspones, subirte en la patineta con 3 amigos mas, sintiendo el aire en el rostro, gritando a más no poder porque sabíamos que nos esperaba una caída, encontrando siempre lo divertido y chistoso a la vida.

Pensaba en jugar, contando las canicas después a los policías y ladrones, los vaqueros, escondidas o encantados, brincar la riata o el resorte, retaba a mis primos con el yoyo y el balero, las cebollitas o el avión, doña banca y como olvidar las comiditas o el té.

Comprender con el corazón y no con el pensamiento, ser niña fue algo maravilloso teniendo hoy alma de niña.

FELIZ DIA DEL NIÑO

Janeth

»

  1. Hola, Janeth! Me llamo Alejandro, soy corredor y admirador tuyo. Qué buenas marcas tienes!

    Quiero invitarte a participar en un foro de corredores, para que nos compartas tus experiencias.

    http://www.elcorredor.com.mx

    • janethcorremas dice:

      Hola Alejandro!

      Muchas gracias por la invitación, claro que me gustaría y bueno, cuando disfrutamos correr todo sale maravilloso, hasta las malas experiencias porque aprendemos mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s