¿Cómo? ¿No han corrido el Medio Maratón de la Gran Fuerza de México? ¡De lo que se han perdido!

dsc_0136

20160924_104728_hdr

Aquí les dejo esto:

¿Cansado de las rutas de Reforma y Chapultepec? ¿Fastidiado de las rutas planas sin chiste? ¿Cansado de la poca pirotecnia de las carreras? ¿Buscas una competencia increíble y familiar? Hoy quiero presentarte una ruta de 21 kilómetros demandante, en la cual sentirás que las piernas te explotan por ahí de la subida 50. Una ruta con lindos paisajes, limpieza impecable, donde podrás experimentar esa bonita sensación de quedarte sin aire al ir corriendo y todo amenizado por gritos y tambores.

DSC_0023.JPG

Podrás escuchar harta porra de los espectadores y los cánticos de los militares, no sabrás si reír o llorar al cruzar la meta, pero eso no es todo, también disfrutarás al final de la carrera de una dona deliciosa con la que pondrás quieta a la lombriz que llevas dentro. Militares colocarán una medalla en tu cuello en señal de que has logrado el gran reto. ¡Anímese! Para el corredor o corredora que ya no le motiva nada y se la pasa buscando retos: ¡Anímese, llévelo, llévelo! La inscripción es gratis y se llevará una selfi inmortalizando esos momentos increíbles con amigos, tíos, el perro y hasta el perico. Y para esa familia que solo camina, le tengo una caminata de 3 kilómetros donde se divertirá con su hijo y con ese niño que trae dentro, todo en familia para que pase un domingo espectacular. ¡A poco no se lee padre, ahora imagínate experimentarlo!

Después de mi pequeña introducción, ahora sí les cuento mi experiencia en los 21K.

img_20160930_191934

El pasado 24 de septiembre asistí a uno de los medios maratones más complicados que he corrido; lo disfruté muchísimo en compañía de amigos y familia.

Eran las 5:20 am cuando salí de mi casa, quise llegar lo más tempranito que se pudiera, ya que el estacionamiento de Wal-Mart se llena cañón. Total de cualquier forma me iba a despertar temprano en domingo.

Llegamos a las 6:00 am mi mamá y yo, nos bajamos del auto, pasamos al sanitario y que me encuentro a una amiga, Dolores Oropeza. Me comentó que era su primer medio maratón, ¡Wow!, había escogido un gran reto. Platicamos unos segundos y después nos perdimos un poco con tantísima gente.

De ahí caminamos hacia el campo militar número 1, eran las 6:30 am y ya había mucha gente. Al ir caminando nos encontramos a un amigo, Carlos Anguiano, y a su familia (sus dos hijas, su esposa, su hermana y cuñado) -una familia muy bonita-. Carlos me preguntó: “¿Por cuánto vas?” -Por dos horas máximo o 1:50, le contesté. “Entonces ahí nos vamos”, recalcó.

Me impresionó el orden que tienen los militares, todo tranquilo, sin tanta aglomeración, filas, accesos rápidos, súper ordenados hasta para ir al baño.

Carlos y yo nos empezamos acercar a donde sería la salida pero, con tanta emoción, nos equivocamos de entrada, nos metimos con los que caminarían 3 kilómetros, así que nos costó bastante pasar a ese bloque y llegar, ahora sí, a donde era nuestro corral.

La salida es un espectáculo: helicópteros, papelitos (como confeti) de colores verde, blanco y rojo volando, los drones volando y grabando todo lo que pasaba, la banda militar tocando y cantando  el Himno Nacional Mexicano -te pone la piel chinita-  y tú, con muchas emociones en el cuerpo.

De pronto escuche 10…9…8…3…2…1… ¡Zaz! Todos salieron y yo… no, no, no ahora no salí como rayo, en esta ocasión me tarde dos minutos en llegar al tapete de salida, ¡si que es complicado quedarte atrás si quieres mejorar tiempo!

Del kilómetro 1 al 5: eso de salir hasta atrás es difícil, las personas van platicando y no te dejan pasar, se sacan selfi, van muy distraídos viendo y escuchando a los militares, tienes que zigzaguear mucho para poder rebasar, fue algo complicado, pero a la vez divertido, total no iba a mejorar tiempo, solo a disfrutar y hacer ritmo de competencia.

img_20160926_190802

Era la primera vez que correría 21 kilómetros dentro del campo militar, la ruta me la habían platicado muchos amigos: “Es complicada, difícil, es demandante, es ruda”, entre otras cosas, y luego están viendo que la niña es chillona y la pellizcan… ¡Inguesu! ¡Había llegado el momento de ver, según yo, qué tan complicada o fácil estaba la ruta! 

Carlos y yo nos adaptamos súper rápido al paso; sin afectar a nadie, siempre corrimos juntos,  en el kilómetro dos y medio estaba el primer abastecimiento, nos acoplamos porque él iría por el abastecimiento, la verdad no fue algo que lo decidiéramos antes ni durante la ruta, lo vi como un gesto de caballerosidad, de amistad y se lo agradecí mucho porque era demasiada gente la que estaba parada en los abastecimiento, por lo mismo muchos se empujaban y algunos hasta se cayeron.

img_20160925_174814

Tomó una botella para ambos, fue suficiente y no desperdiciamos agua.

Eso de tomar agua con botella en mano y corriendo es un arte, pocas carreras me han tocado que den botella de agua, yo prefiero el vasito, pero si me dan a elegir, la bolsita es mi mejor opción porque la puedes manipular perfecto en la mano para tomar lo que necesitas sin el temor de ahogarte.

Los primeros kilómetros estuvieron leves, había de todo: plano, bajada y las subidas –temidas por muchos-. Mientras más corría, se ponía más interesante.

Del kilómetro 10 al 15: Ya se estaba poniendo interesante el recorrido con las subidas interminables, a pesar de que iba a ritmo forzadito de competencia, iba observando lo impecable que tienen los militares sus jardines, campos y la pista de arcilla, entre muchas cosas que tienen adentro de su campo.

img_20160930_191705

¿Cómo vas Anguiano? “Bien, vamos a buen paso, si seguimos así, vamos hacer como 1:45” -No, vamos por 1: 50 más o menos, no creo que menos, le contesté.

“Oye Anguiano, esta cañona la ruta, quien la corre a su 100, mis respetos” -Sí, está divertida, me contestó.

La verdad es que no íbamos platicando mucho en la ruta, pero eso sí, me di cuenta que es un porrista de lujo… ¡Vamos total! ¡Vamos, Julio! ¡Échale, es corriendo! ¡Vamos, Rafa, no te vi en el Nevado! ¡No es caminando, échale! ¡Vamos, amiguita! ¡Vamos, Mary! ¡Vamos, coach! ¡Te veo en la meta! Fueron algunas de sus frases, me gustan las personas que te inyectan energía y Carlos fue uno de ellos para muchos amigos y desconocidos que ya íbamos sacando la lengua de fuera.

img_20160925_172954

Del kilómetro 15 al 20: Sí que me costó llegar al 19, pero el premio fue ver a mi mamá: paradita, emocionada junto con la hija menor de Anguiano, gritándonos ¡Vamos! Ya no sabía si sacarnos fotos o gritarnos, fue la parte más linda, vi a la hija de Anguiano emocionada, gritándole a su papá que le corriera más rápido. Un amor de niña. No cabe duda que los padres dan el ejemplo a los hijos y Carlos es un excelente ejemplo para su familia.

img_20160925_180334

META: ¡Vamos, Anguiano que tenemos que entrar juntos a la meta, así que chínguele! Y así cruzamos la meta en 1:49, felices y agradecidos.

IMG_20160925_172613.jpg

IMG_20160926_182227.jpg

img_20160925_173328

img_20160925_215147

Es una carrera familiar, tienen que vivir la experiencia de correr una gran ruta y, al final, ¡comerte una dona de chocolate!

dsc_0208

Corre inteligente, corre con el corazón.

Janeth López

Un comentario »

  1. richiglez dice:

    Hola, yo también corrí ese medio, y de hecho fue mi primer carrera oficial ,llevo tiempo corriendo y apenas tuve la oportunidad de correr en ruta, coincido; una carrera demandante y ruda por igual al terminar no sabia si reír o llorar !!lo había logrado!!, un gran reto, mi tiempo fue de 02:03″ mi #15263, fue algo fantástico y mas al ver pasar a quien admiras mucho JANETHCORREMAS, salu2 “mis piernas lastiman, mis rodillas duelen, mis musculos están cansados y mi corazón no para de latir; Q HERMOSA SENSACION”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s