Los niños son el alma de la fiesta, los invitados especiales. El resto somos los anfitriones para que ellos se la pasen lo mejor posible.

IMG_20170511_195752_166

Ver sonreír a un niño y darte cuenta que tuviste algo que ver con esa sonrisa, es una de las satisfacciones más bonitas que te hace vibrar el corazón.

El fin de semana pasado, para ser exacta el 7 de mayo, se llevó acabo la carrera infantil gratuita  “Día del Niño, Cerro de la Estrella”, en la que, desde hace 3 años, participo como juez con el grupo “SPORTS CHECK POINT JUECEO”; sin embargo este año quise involucrarme un poco más para que cada niño ganador obtuviera un premio a ese esfuerzo extra y no solo obtuviera un balón o una pelota -obviamente las pelotas y balones son bienvenidos-, pero quería que fuera algo más especial, así que me di a la tarea de conseguir la premiación con amigos y conocidos que se volvieron padrinos o patrocinadores. La verdad tuve una extraordinaria respuesta, lo que agradezco infinitamente, pero -sobre todo- quienes apoyaron la causa deben estar satisfechos de que fueron parte de un día especial, lleno de sonrisas y satisfacción.

Esta carrera no es nueva; no obstante, muchos corredores del Cerro de la Estrella no saben que se lleva a cabo, porque no se hace mucha publicidad, debido a la falta recursos económicos. Todo se hace con la cooperación de algunos corredores del Cerro y de “conocidos de conocidos”, con el objetivo principal de hacer feliz a 500 almas inocentes.

Las cabezas de esta gran labor son dos personas extraordinarias: Rafael García y Juan Mendoza, quienes empezaron la carrera con medallas de otras carreras, pelotas como premio a los ganadores y una que otra playera regalada de otros corredores, así fue la primera carrera, pero -además de eso- durante diez años han puesto algo más: muchísimo corazón y ganas de que cada año sea mejor para los niños.

Cada vez se integran más personas para ayudar, hay más voluntarios queriendo apoyar en diversas actividades, como hacer sándwiches para los pequeños, dar medallas cuando cruzan la meta y  cuidar a los más chiquitos de las categorías.  Otros más participan económicamente para comprar las playeras, medallas y otras cosas que se van utilizando. De esta manera es como todos los corredores del Cerro de la Estrella ponemos nuestro granito de arena para fomentar el deporte en los niños.

IMG_20170510_215357_212

Y ahora sí, les cuento un poco de lo que se vivió ese día.

Todo comenzó con muchos locos y un poco de inocencia: imagínense a 500 niños y a más de 500 papás queriendo capturar el momento idóneo en el que su retoño cruza la meta… ¡com-pli-ca-do!

Sí, en efecto, es un verdadero trabajo controlar a cada uno de esos padres, pero al final saben que deben respetar los banderines que se colocan para no “estorbarles” a sus hijos.

La cita era a las 7 de la mañana para el registro de cada niño, luego se le da su playera para que a las 8:15 dé inicio este gran evento.

En esta ocasión, una pequeñita de apenas un año y medio fue la que rompió el listón de la meta para dar inicio a la sería una gran fiesta.

Las caritas de los niños de 2 a 3 años eran una ternura, algunos llorando, otros bailoteaban y unos cuantos ya ansiosos por querer salir corriendo y ganar.

Te derretirías de amor al ver a tanto pequeñito listo en la línea de salida.

Así transcurrió la carrera, con 16 categorías en total, 8 categorías de niñas y 8 de niños, ¡todos emocionados y llenos de energía para salir como rayo!.

La categoría de los más grandes es de 16 a 17 años y ahí juntamos a los niños y niñas porque ya eran poquitos. Me sorprendió que la mayor demanda era de niñas, así que decidimos juntarlos colocando a las niñas enfrente y a los niños atrás, la respuesta a su esfuerzo era un par de tenis y ropa, para ambas categorías, por lo que el esfuerzo valió mucho la pena este año para los tres primeros lugares.

Los que se llevaron la carrera fueron los niños con capacidades diferentes, son niños valiosos que se esfuerzan al máximo por darlo todo, van corriendo y te sonríen, se emocionan y gritan de alegría. Verlos te pone la piel chinita.

Todo vale la pena por ver a los chiquitos, y no tan chiquitos, felices con sus regalos, su playera, su medalla, su lunch y con esas ganas de querer regresar el próximo año a ganar.

“La carrera es de cada niño y de cada persona que se une a esta locura” Rafael García.

Gracias a los patrocinadores de los regalos:

Paty Alanís, Azareet Guzmán, Alejandro Osorio, Elena Solís, Israel Carrasco, Patricia Arriaga, David L, Kathya Mirell, Sergio Ortiz, Adrián Velarde, Rafael Medina, Lizandro Alanís, Luis y Jaime Soriano, Arturo Herrera, Jorge Ramírez, Emilia Nava, Conni Bravo, Omar Velarde, Manuel Torres Ávila (Atletas Elite), María de la Luz Hernández Alcántara, Elías Coss, Alfredo Rodríguez, Ignacio Díaz, Ana María Zirate, Antonio Villa, Maricarmen Fuentes, Verónica Delgado, Hilda Salgado, Marisela Hurtado, Erika Rodríguez, Virginia Flores y Héctor Guillen, Daniel Nava.

IMG_2017-05-13_16-15-03

IMG_2017-05-13_16-18-49

IMG_2017-05-13_16-28-43

En la carrera…

Premiación…

Corre inteligente, corre con el corazón

Janeth López

 

Anuncios

Acerca de janethcorremas

Mexicana, comunicóloga y mercadóloga de profesión, fotógrafa por convicción. Taekwondoín 1er Dan y 4 veces maratonista 3:35 "corre inteligente, corre con el corazón"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s